Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Oración a Dios | Hoy, ¿te has acercado al Señor?

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Oración a Dios | Hoy, ¿te has acercado al Señor?

    En la Biblia se dice que “Por nada estéis afanosos; antes bien, en todo, mediante oración y súplica con acción de gracias, sean dadas a conocer vuestras peticiones delante de Dios. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestras mentes en CristoJesús” (Filipenses 4:6-7).

    A través de estos versículos, quiero compartir una historia que vi en Internet hace unos días.

    Un creyente que estaba ocupado a menudo no tenía tiempo para orar. En consecuencia, pensó una solución; es decir, escribió la oracióny la colgó en la pared. Después, oró al Señor, diciendo que estaba muy ocupado y que realmente no tenía tiempo para orar. Él quería que el Señorleyera su oración. Después de escuchar esta historia, creo que usted, cuando la leí por primera vez, tampoco puede saber si debía reír o llorar, lo mismo que yo. No obstante, es el verdadero estado de muchos hermanos y hermanas en el Señor. A menudo, descuidamos la oración por estar ocupados. Incluso si oramos, la oración es meramente pasar por la rutina. ¿Hemos pensado si Dios escuchará nuestras oraciones? Te daré un ejemplo inapropiado. Si dos personas se aman, seguramente no se guardan ningún secreto y quieren hablar más a menudo. Por el contrario, si no tienen ningún sentimiento, “incluso media frase es demasiado cuando no hay relación”. De hecho, la relación entre Dios y nosotros es de la misma manera. Si no hay normales y ninguna comunión entre Dios y nosotros, ¿cómo podemos tener una relación normal con Él? Sin una relación normal, ¿cómo puede admitir que somos creyentes en él?





    Para los cristianos, la oración es una forma necesaria de practicar las devociones espirituales y también el requisito básico que Dios hizo de nosotros. Sin embargo, no sabemos el significado de la oración, por lo que consideramos que es una carga adicional, e incluso un estorbo.

    Dios dice: La oración es una de las formas en las que el hombre coopera con Dios, es un modo por medio del cual el hombre invoca a Dios y es el proceso por medio del cual el Espíritu de Dios toca al hombre. Se puede decir que los que están sin oración son muertos que no tienen espíritu, lo que prueba que les hacen falta las facultades para que Dios los toque. Sin la oración, no pueden alcanzar una vida espiritual normal, mucho menos pueden seguir la obra del Espíritu Santo; sin la oración, rompen su relación con Dios y no pueden recibir la aprobación de Dios. Siendo que eres alguien que cree en Dios, entre más ores, más te toca Dios. Esas personas tienen una mayor determinación y pueden recibir más la iluminación más reciente de Dios; como resultado, el Espíritu Santo puede perfeccionar sólo a personas como estas tan pronto como sea posible”.

    De la palabra de Dios, vemos que la oración es una manera de llamar a Dios y también una forma de comprometernos con Su Espíritu. Si no tenemos una oración para creer en Dios, no tendremos forma de comprometernos con Su Espíritu, ni seremos las personas que realmente vivan en Su presencia. Quien no tiene oraciones es alguien que no tiene un espíritu. Cuando anhelamos a Dios en nuestro corazón, invocaremos y tendremos comunión con Él, y entonces el Espíritu Santo obrará en nosotros y nos iluminará para que comprendamos Su voluntad. Entonces, podemos mejorar el perfeccionamiento de Él.

    Mirando hacia atrás, Josué guiaba al pueblo de Israel para que se levantara contra Jericó y estaba en la oración; así fue con los ninivitas que se arrepintieron y recibieron la misericordia de Dios. En mi propia experiencia práctica, también probé que cuando no podía entender o discernir muchas cosas, podía entenderlas inconscientemente y luego saber cómo hacerlo rezando; cuando me encontraba en peligro o tribulaciones, al orar, tenía confianza y era firme y valiente, etc. Realmente sabía por experiencia que el significado de la oración es demasiado profundo y que Dios nos imparte demasiado cuando le rezamos.

    Si puedes orara Dios con tu corazón, abrir tu corazón a Él y hablarle más a Él acerca de las palabras dentro de tu corazón, seguramente sentirás el poder de la oración. Y si comprendes el significado de la oración, no estarás tan ocupado y pondrás una excusa para negarte, a acercarte a Dios.

    Scripture quotations taken from LBLA. Copyright by The Lockman Foundation.

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.
Trabajando...
X